LA IMPORTANCIA DE TENER EL HÍGADO BIEN LIMPIO
Graciela Cortina y Dr. Carlos Arturo Allen Sisniega.

1) ¿Por que es importante la limpieza del hígado?

El hígado es el órgano más grande del cuerpo. Pesa hasta 1,400 kg, está suspendido en la parte trasera de las costillas, en el lado superior derecho del abdomen (hipocondrio derecho) y se extiende por casi todo el ancho del cuerpo. Al ser responsable de cientos de funciones diferentes, es también el más complejo y activo de todos.

001
Dado que el hígado se encarga de procesar, convertir, distribuir y mantener el suministro del "combustible" vital del cuerpo (nutrientes y energía), cualquier cosa que interfiera con estas funciones tendrá un impacto serio en detrimento de la salud del hígado y del cuerpo entero. La principal interferencia aparece con la presencia de cálculos biliares.
Muchas personas creen que los cálculos biliares sólo se encuentran en la vesícula. Esta suposición tan común es errónea. La mayoría de los cálculos biliares se forman en el hígado y comparativamente pocos ocurren en la vesícula.
002

Al entender cómo los cálculos biliares en el hígado contribuyen a la aparición de prácticamente cualquier tipo de enfermedad, y al tomar algunas medidas para eliminarlos, estarás asumiendo el control de la restauración de tu propia salud y vitalidad de manera permanente. Las implicaciones en la aplicación de la limpieza hepática son realmente satisfactorias. Tener un hígado limpio es como contar con una nueva oportunidad para vivir.
El hígado tiene el control directo sobre el crecimiento y el funcionamiento de cada célula en el cuerpo y por lo tanto, cualquier tipo de fallo en el funcionamiento, deficiencia o patrón de crecimiento anormal en las células se debe en gran parte a un pobre rendimiento hepático.
Todas las enfermedades o síntomas de mala salud son causados por algún tipo de obstrucción, en los vasos sanguíneos, en un colon constantemente estreñido, obstrucción de orina en los riñones o la vejiga debido a una piedra calcificada que puede provocar la retención de líquidos y el aumento de peso, mucosa que obstruye los conductos de aire de los pulmones, etc. Obstrucciones como éstas o similares en el cuerpo están directa e indirectamente ligadas al restringido funcionamiento hepático, y en particular, al punto muerto causado por los cálculos biliares en el hígado y la vesícula.
004

El hígado tiene cientos de funciones diferentes y está conectado a todas las partes del cuerpo. Durante todo el día, se ocupa de crear, procesar y proveer grandes cantidades de nutrientes y de mantener las necesidades de "combustible" del cuerpo.
De ahí que podemos entender la importancia de llevar a cabo una limpieza hepática completa ya que los cálculos biliares en el hígado (todo el mundo sin excepción empieza a acumularlos a partir de los quince años más o menos) suponen un grave riesgo para la salud tanto física como emocional. Un hígado limpio y sano es garantía de salud, juventud y belleza.
Asimismo, según la Medicina Tradicional China, el hígado es un órgano que interviene de manera decisiva en la salud emocional, mental y espiritual ya que este está conectado a la parte del "Alma" más etérea y que nos conecta no solo con nuestra parte más profunda, sino con la Totalidad. De ahí que podemos deducir la estrecha relación entre hígado y "conciencia".
005
2) ¿Qué es lo que limpiamos del hígado?, ¿Qué es lo que hay que limpiar?
Realmente hay dos maneras de limpiar el hígado, la primera sería la manera más simple que es a base de dietas desintoxicantes, más hierbas depurativas, lo que se llama hierbas coleréticas que estimulan la secreción biliar. Con esto conseguimos descongestionar el hígado, pero no liberamos las vías biliares de cálculos.
La segunda manera, que es mucho más efectiva y con resultados realmente espectaculares, es la limpieza hepática basada en la medicina Ayurvédica que consiste en un método muy sencillo para eliminar los cálculos acumulados en las vías biliares, es decir vesícula biliar e hígado. A medida que los cálculos obstruyen las vías biliares, el hígado progresivamente pierde sus funciones.

3) ¿Cómo sabemos qué síntomas nos indican que tenemos el hígado "sucio"?
Los síntomas son innumerables ya que como se ha dicho antes, el hígado es un órgano importantísimo que tiene innumerables funciones además de estar estrechamente relacionado con otras tantas. Los síntomas son los siguientes:
1. Cansancio y fatiga
2. Impotencia
3. Problemas sexuales
4. Desequilibrios hormonales
5. Problemas urinarios
6. Enfermedades renales
7. Problemas de visión
8. Color oscuro debajo de los ojos
9. Ojos hinchados
10. Ojos y piel amarilla
11. Manchas del hígado, especialmente en la parte anterior de las manos y la cara
12. Cabello graso o pérdida del cabello
13. Exceso de peso o debilitación
14. Obesidad
15. Escoliosis
16. Cuello rígido
17. Fuertes dolores en la espalda y los hombros
18. Dureza en las articulaciones y los músculos
19. Extremidades frías
20. Osteoporosis
21. Problemas dentales o de encías
22. Adormecimiento o parálisis de las piernas
23. Enfermedad del Alzeimer
24. Trastornos cerebrales
25. Una personalidad irritable o "biliosa"
26. Pesadillas
27. Trastornos digestivos
28. Cirrosis hepática
29. Colesterol alto
30. Heces de color arcilla
31. Hemorroides
32. Mareos y episodios de lipotimias (desmayos)
33. Gota
34. Asma
006

4) ¿Qué funciones tiene el hígado y por qué es tan importante?
El hígado tiene cientos de funciones diferentes y está conectado a todas las partes del cuerpo. El hígado es el gran laboratorio del cuerpo, todo lo que ingerimos va a parar a este fabuloso órgano.
008
El hígado recibe todos los productos finales de la absorción de los aminoácidos, hidratos de carbono y grasas provenientes de los alimentos. El hígado los transforma en sustancias más complejas. El hígado sintetiza (forma) bilis y fagocita (engulle) sustancias extrañas. Además metaboliza, es decir destruye hormonas y medicamentos.
Según la MTC (medicina tradicional China) el hígado además de intervenir en un sinfín de funciones corporales, también tiene un control directo sobre nuestras emociones y además nos conecta con nuestra parte más espiritual, ya que para ella cada órgano gobierna una parte del Alma. El hígado contiene y rige la parte del Alma más etérea, que en definitiva es la que parte al más allá en el momento de la muerte. Algunos autores sostienen que esta parte del Alma llamada "Huan" conserva la memoria de todas nuestra vidas o encarnaciones.
Así que como se puede ver, si este órgano se ve privado o bloqueado en sus funciones, el cuerpo puede presentar todo tipo de síntomas negativos al igual que el sistema emocional que puede llegar a padecer depresión, ansiedad y angustia.
5) ¿Cómo afectan la limpieza de hígado a la mente y a la conciencia?
Primero haremos un pequeño repaso de todos los beneficios que puede aportar la limpieza hepática; lo primero es una vida libre de enfermedades.
Las enfermedades no forman parte del diseño de nuestro cuerpo. Los síntomas de la enfermedad simplemente nos están indicando que el cuerpo está intentando impedir un daño importante o incluso una situación que ponga en peligro nuestra vida. Nos ponemos enfermos cuando nuestro sistema inmunológico se deprime o está sobrecargado con desechos tóxicos. Cuando la congestión llega a límites insoportables, entonces el cuerpo hará cualquier cosa para eliminar estas toxinas y los métodos de autodefensa y limpieza que usará serán fiebres, infecciones, inflamaciones, úlceras y dolor. Y en los casos más serios, el cáncer y la acumulación de placas en las paredes de las arterias que ayudarán a prevenir el fallecimiento inminente. Así que como vemos, el hígado, al ser el principal centro de desintoxicación y fábrica del cuerpo, si se congestiona con cálculos biliares, aparecerán las enfermedades como un resultado probable. Por lo tanto, limpiar el hígado y mantener una dieta sana y un estilo de vida equilibrado hara que el cuerpo vuelva de una manera natural a un estado de equilibrio y buena salud.
Un segundo punto, en cuanto a los beneficios, es que las digestiones mejoran y aumenta la energía y la vitalidad ya que los nutrientes se absorben mucho mejor y los productos de desecho de los alimentos se eliminan más eficazmente.
En tercer lugar, nos liberaremos del dolor ya que éste es la señal de alarma que usa el cuerpo para indicarnos que hay algo que no funciona bien y que por lo tanto debemos corregirlo. Cuando limpiamos el hígado el dolor se reduce muchísimo e incluso desaparece del todo sin importar qué parte del cuerpo es el que ha estado afectado y esto es debido a que las toxinas en la sangre y la linfa inflaman los tejidos y el sistema inmune se vuelve deficiente.
En cuarto lugar, el cuerpo se vuelve más flexible ya que todos los tejidos están más nutridos, las articulaciones, los músculos, el tejido conectivo y todas las células en general. La rigidez en las articulaciones y los músculos indica la presencia de desecho metabólico acido en esas zonas debido a una mala digestión y eliminación se sustancias tóxicas. Un cuerpo flexible también nos sugiere una mentalidad más abierta y adaptable.
En quinto lugar, detenemos el proceso de envejecimiento, y sobre todo nos referimos a la parte negativa de envejecer, la que se refiere a los "achaques" y que se debe a un trastorno metabólico que se desarrolla gradualmente a lo largo del tiempo. Las principales causas del metabolismo celular ineficaz son las funciones digestivas y hepáticas débiles.
En sexto lugar, con la limpieza también ganamos en belleza interna y externa ya que nos encontramos cada vez mejor y eso hace aumentar nuestra autoestima, nos sentimos radiantes, llenos de vitalidad y cuando nuestro cuerpo está limpio de toxinas esto se refleja inevitablemente en el exterior.
En séptimo lugar, con la limpieza hepática también mejora la salud emocional ya que el hígado provee al sistema nervioso de nutrientes y si este está bien nutrido tendrá una mejor respuesta frente al estrés. Nuestra salud emocional está íntimamente ligada a nuestra salud física. Según la MTC (Medicina Tradicional China) la emoción asociada al hígado es la ira en todas sus manifestaciones tanto expresada en sus distintos matices, como la ira reprimida o sentimiento de frustración. Un hígado bloqueado puede producir un carácter irritable y si la ira se contiene durante mucho tiempo puede aparecer la depresión. Normalmente después de una limpieza hepática se suele experimentar un sentimiento de libertad y euforia y esto es solo una pequeña muestra de lo que se puede esperar después de una limpieza total.
En octavo lugar, con cada limpieza hepática notaras una mayor claridad mental, más memoria retentiva, la creatividad y la habilidad para concentrarse y enfocar la atención aumentaran notablemente ya que el cerebro y el sistema nervioso estarán bien nutridos.
En vista de todo lo anterior, ¿como no podría esto afectar a nuestra conciencia?
El cuerpo humano es un sistema de cableado eléctrico por el que circula la energía, la energía vital portadora de vida y de información, o sea, la Luz. Cuando esta energía circula correctamente por todos los sistemas y el cerebro, la persona está despierta y alerta y en consecuencia es capaz de captar mucho mejor la información sutil que emana del campo de conciencia que le rodea y que también está dentro de él. Cuando los órganos están congestionados, la sangre y la linfa intoxicados, el cerebro no recibe suficientes nutrientes y por lo tanto tendrá dificultades sino impedimentos en captar esta información. Es como si fuésemos bombillas que literalmente se van apagando conforme el sistema sofisticadísimo de cableado se va oxidado, se vuelve menos conductor. Nuestras capacidades intelectuales y nuestros reflejos disminuyen, de ahí la importancia de mantener nuestro cuerpo libre de toxinas, para ser literalmente, más inteligentes, estar más despiertos y en definitiva más concientes.
¿En qué consiste la limpieza de hígado?
Bueno pues la limpieza consiste como he apuntado anteriormente en un método muy sencillo basado en la medicina ayurvédica y rescatado por el Dr. Andreas Moritz (recomiendo vivamente leer su libro: Limpieza hepática y de la vesícula biliar, editorial Obelisco) para más detalles. De hecho consiste en varias limpiezas que se llevan a cabo cada tres semanas o una vez al mes, hasta un número de seis u ocho limpiezas en total, aunque siempre habrá personas que necesiten más dependiendo de sus condiciones.
Se elegirá preferentemente un fin de semana para llevar a cabo las limpiezas y la semana previa la persona tendrá que prepararse con una dieta ligera, preferentemente de tipo vegetariano, pero eso si, sin pasar hambre. Como he comentado al principio, la limpieza consiste literalmente en expulsar cálculos que están acumulados en el hígado y la vesícula de una manera totalmente indolora y eficaz.
6) ¿Cual ha sido tu experiencia?, ¿Cómo te sentías y cómo te sientes?, ¿Qué ha cambiado?
Mi experiencia ha sido increíble. En total he realizado cinco limpiezas y todavía me quedan algunas, las cuales estoy esperando con ilusión. En cada una de ellas he expulsado un montón de cálculos, ni yo me lo podía creer, por que no es lo mismo verlo con tus propios ojos que verlo fotografiado en el libro antes mencionado. Tengo que decir que en mi caso no padezco ninguna enfermedad, ni tampoco sufría de dolores crónicos o de fatiga o de cualquier otra cosa que uno se puede imaginar, sin embargo los resultados han sido fabulosos. Ya desde el primer día me he notado con mucha más energía, con más claridad mental y sobre todo con una tranquilidad interior muy importante. Más capacidad de atención y estado de serenidad. También he notado una gran mejoría en mis ojos, ya que tengo tendencia a que se me irriten. Desde la primera limpieza he observado que mis ojos no se irritan, ni se secan y brillan mucho más. Y además tengo que añadir, que la gente en general me ve mucho mejor, me ven con mejor aspecto y más guapa, así que ya veis!!!!
EL METODO EN DETALLE
El método para limpiar los cálculos intra hepáticos, no es aconsejable para practicar durante enfermedades agudas (gripes, fiebres, diarreas, etc), período menstrual, embarazo o lactancia. En cambio resulta sumamente aconsejable en enfermedades crónicas, al trabajar sobre la causa profunda del problema.
LIMPIEZA INTESTINAL
La correcta limpieza de los intestinos es una condición imprescindible, antes y después de realizar la limpieza de los cálculos intra hepáticos. Dichos cálculos son tóxicos y una vez que han sido removidos del hígado para ser arrojados al intestino, sería contraproducente que quedaran frenados en los frecuentes y antiguos desechos intestinales, pues podrían generar una autointoxicación.
Uno de los métodos más recomendado es el lavaje colónico, sobre todo si no se ha hecho previamente ningún trabajo de limpieza intestinal y hay acumulaciones de vieja data. Brevemente podemos decir que la ventaja del lavaje colónico es que limpia en profundidad todo el colon. Como inconveniente del método, podemos destacar la necesidad de recurrir a un terapeuta que nos practique la limpieza ó su costo. Otro problema es la imposibilidad de limpiar los varios metros de intestino delgado, importantes porque los cálculos desalojados del hígado se vuelcan apenas después del estómago, debiendo recorrer los dos intestinos antes de abandonar el cuerpo por medio de la evacuación.
Otras alternativas de limpieza intestinal pueden ser, en orden de efectividad:
- Lavaje intestinal con agua salada: el método está detallado en otra monografía. La ventaja respecto al colónico es que puede realizarse en casa y sin asistencia externa. Su desventaja es que no puede remover viejas incrustaciones adheridas a las paredes del colon.
- Sulfato de magnesio: es la clásica "sal inglesa". Se puede beber durante tres semanas en ayunas, a razón de una cucharadita, diluida en un vaso agua tibia.
- Enema de litro y medio: es la clásica "enema" que utilizaban nuestras abuelas con gran sabiduría. Son útiles para desbloquear obstrucciones del colon descendente, pero su efecto esta limitado a una zona pequeña y resulta una práctica incómoda para realizar solos en casa.
SEIS DÍAS PREPARATORIOS
Durante los seis días previos a la limpieza, se recomienda una alimentación frugal, tal como indicamos en "Cómo resolver problemas crónicos": semillas, frutas, verduras, granos bien cocidos... En ese período no consumir lácteos, fritos, proteína animal, alimentos fríos, cantidades excesivas de alimento, ni medicación no esencial.
Diariamente se debe beber a sorbos 1 litro de jugo de manzanas. Si bien los jugos comerciales surten efecto, lo ideal es que sea un jugo orgánico o casero. En casa, el jugo puede obtenerse con el auxilio de una centrífuga y 1,5 kg de fruta fresca. También puede consumirse directamente la fruta, aunque la cantidad es considerable.
Para casos de diabetes, hipoglucemia, cáncer, úlcera estomacal o intolerancia al jugo de manzana, se puede utilizar el ácido málico, principio activo clave de la manzana. En este caso, el litro de jugo de manzanas se puede reemplazar con dos gramos de ácido málico disueltos en medio litro de agua tibia; bebiendo a sorbos durante la jornada.
LA LIMPIEZA
El proceso de limpieza propiamente dicho lleva unas 15 horas. Lo ideal sería que coincidiese con un sábado, sin ocupaciones laborales, con luna llena y en cambio de estación. Aunque no siempre pueden lograrse todas estas variables, busquemos al menos coincidir con un sábado.
Por la mañana, desayunar y almorzar liviano, tal como en los 6 días previos. Tras el almuerzo, interrumpir la ingesta de alimentos, limitándose a beber solo agua.
La limpieza consta de la toma de cuatro vasos de solución magnesiana y un frasco de emulsión pomelo/oliva. Veamos detalladamente y con horarios, los pasos a seguir:
18 hs: tomar el primer vaso magnesiano que se prepara con una cucharada sopera de sulfato de magnesio disuelto en un vaso de agua. Se puede beber con pajita para evitar el sabor amargo. Aquellos que tengan intolerancia al sulfato o a su sabor amargo, pueden optar por el citrato de magnesio, sal mucho menos amarga. Se puede beber agua encima del vaso de solución ingerida.
20 hs: tomar el segundo vaso magnesiano.
21,30 hs: si aún no se produjo alguna evacuación, hacer una pequeña enema para estimular el proceso de eliminación.
22 hs: tomar la emulsión pomelo/oliva. Se aconseja prepararla en un frasco de vidrio con tapa (los dulceros), agitando unas 20 veces la mezcla de ¾ vaso de jugo de pomelo exprimido y ½ vaso de aceite de oliva extra virgen. Asegurarse que no deba realizar ninguna otra actividad posterior a esta toma. Beber la emulsión de pié (se puede beber también a sorbos o con pajita), luego acostarse de inmediato boca arriba (con la cabeza alta) ó en posición fetal derecha. Concentrar la atención para poder percibir el movimiento de los cálculos en el hígado.
6 hs: levantarse y tomar el tercer vaso magnesiano. Se puede beber agua si hay sed. Tratar de permanecer levantado, evitando volver a la cama.
8 hs: tomar el cuarto vaso magnesiano. Con esto se ha concluido la limpieza.
10 hs: Reiniciar el ciclo alimentario bebiendo algún jugo natural, luego alguna fruta fresca.
11 hs: Comenzar con alimentos sólidos, poca cantidad; seguir varios días con dieta liviana.
Es bueno identificar y contar las piedras eliminadas durante la mañana. Los tamaños pueden ir desde una lenteja a un carozo de damasco. Pueden eliminarse centenares en una sola sesión. Esta constatación en el inodoro y la posterior mejora de la función orgánica, es la mejor demostración de la validez de este método divulgado por Andreas Moritz.
En acumulaciones y dolencias crónicas, es posible que sean necesarias varias limpiezas hepáticas, que deben repetirse con, al menos, un mes de descanso. En estos casos tal vez se despidan pocas al inicio y muchas a partir de la segunda o tercera limpieza. Es importante que una vez iniciado el tratamiento, no se corte la serie de limpiezas, pues las consecuencias pueden ser serias, al haberse movilizado muchos cálculos.
Luego de cada limpieza hepática se debe realizar una limpieza intestinal, para evitar cálculos que puedan quedar alojados en los intestinos, dado el tenor tóxico (bacterias, virus, parásitos) de dichos cálculos. También se deben depurar los riñones, a través de infusiones renales como pelo de panocha(del maiz), uva ursi, gramma, etc
Aclaro aqui que las sales de Epsom pueden ser difíciles de comprar sin receta. Pueden ser sustituidas por el Citrato de Magnesio con toda comodidad, que, de no encontrarse en la Farmacia, pueden conseguirse los comprimidos de la casa Solgar.
LA LIMPIEZA DEL HIGADO DEBEN HACERLO TODAS LAS MUJERES QUE TOMAN ANTICONCEPTIVOS O LOS HOMBRES QUE TOMAN O ACOSTUMBRAN TOMAR VIGORIZANTES SEXUALES CON FRECUENCIA. POR LO MENOS TRES VECES AL AÑO Y SI ES POSIBLE LLEVAR UN REGIMÉN DE AYUNO.

fuente monografias.com

 
   
 
Menu
     
 
Principal - Congresos - Conferencias - Ciencias - Disciplinas - Profesionales - Instituciones - Libros - Noticias - Investigaciones - Cursos - Turismo - Links
     
DiproRed
Difusión de Profesionales en Medicina Interdisciplinaria
Buenos Aires - Argentina
DiproRed@yahoo.com.ar