Trastornos psicológicos

Los trastornos psicológicos son las alteraciones leves del estado mental, que afectan el desenvolvimiento normal del individuo en la sociedad. Se manifiestan como anomalías en el razonamiento o en el comportamiento, se dificulta el reconocimiento de la realidad y la adaptación a las condiciones de vida.
Este concepto engloba una cifra importante de patologías, que manifiestan diferentes síntomas según el individuo.
Debido a su naturaleza, se puede decir que integra elementos de origen biológico
(genético, neurológico,..), ambiental ( relacional, familiar, psicosocial,…), y psicológico (cognitivo, emocional,..). Estos factores influyen en la presentación de la enfermedad, su desarrollo evolutivo, la fenomenología, el tratamiento, las posibilidades de rehabilitación.
Clasificación de trastornos psicológicos
Tradicionalmente la clasificación de trastornos psicológicos se hace en: trastornos orgánicos y trastornos funcionales, según su origen sea fisiológico o psíquico. Actualmente se considera que están ligados ambos factores.
Existen numerosas categorías de trastornos psicológicos, con mayor o menor gravedad, dependiendo de lo vivencial del sujeto y de la repercusión en el funcionamiento social. Aquí podemos encontrar : depresión, trastornos del sueños, trastornos de conducta, drogadicción.
Existe otra división clásica de los trastornos, trastornos neuróticos, trastornos psicóticos. Las neurosis afectan las percepciones del sujeto sobre sí mismo, y su relacionamiento con el entorno familiar y social cercano. Pero no los aleja de la realidad, pudiendo funcionar personal y laboralmente.
Las psicosis abarcan manifestaciones asociadas a la enfermedad mental, aparición de alucinaciones, delirios alteraciones afectivas graves. Aquí se encuentran las depresiones, los trastornos bipolares, etc. provocan desconexión con la realidad y bloqueos afectivos.

Los trastornos psicológicos mas comunes

anorexia

Es un trastorno alimentario, donde el sujeto se niega a ingerir alimentos, o realiza ejercicios físicos exagerados. Estas personas tienen un miedo patológico a aumentar de peso, a causa de la imagen corporal distorsionada que perciben de sí mismos, observando sobrepeso donde no lo hay. Su conducta los conduce a una pérdida de peso severa.


Factores de riesgo:

No se ha podido determinar la causa exacta de la anorexia nerviosa, pero uno de los factores que inciden en la aparición de este trastorno, es la actitud social frente a la importancia del cuerpo y la delgadez, donde el modelo de persona que la sociedad propone, es aquel que aparece en las pasarelas, extremadamente delgados, y a la vez, la vestimenta es diseñada para esos sujetos ideales.
Se presenta principalmente durante la adolescencia o en los primeros años de la etapa adulta, pero cada vez hay mayor número de casos de mujeres adultas que sufren de este trastorno. Las mujeres son afectadas en un porcentaje muy superior a los hombres, principalmente en mujeres de raza blanca, con alto rendimiento académico, y con una personalidad o familia, orientadas a la consecución de logros.
Algunos expertos opinan que los conflictos familiares pueden contribuir a la aparición de este trastorno.
Síntomas de la anorexia:
La mayoría de los sujetos que padecen este trastorno se rehúsan a admitir que experimentan un trastorno alimentario

Los síntomas son variados físicos, mentales, de comportamiento y pueden abarcar:

• Pérdiad de peso. Llegando a pesar un 15% menos de lo debido, o aún sufrir una pérdida superior.
• Uso inadecuado de medicamentos, laxantes, diuréticos, y enemas, para poder perder mayor cantidad de peso.
• Restricción en el consumo de alimentos por decisión propia.
• Amenorrea, o ausencia de menstruación.
• Atrofia muscular.
• Pérdida de tejido graso. Baja presión arterial.
• Aumento en el número de caries dentales, debido al vómito autoinducido.
• Piel amarillenta o manchada.
• Deshidratación.
• Pérdida del sueño.
• Depresión.

Diagnóstico de la anorexia:


Previo al diagnóstico de anorexia, deben eliminarse otras posibles causas de pérdida de peso, como anomalías endocrinas, metabólicas, digestivas, del sistema nervioso central. Algunas de las enfermedades que producen pérdida de peso son celiaca, intestinal, de Addison, y otras. Existen varios exámenes que contribuyen a determinar la causa de la pérdida de peso, o el daño que ella ha causado.

• Chem-20
• Análisis de orina
• Pruebas de la función tiroidea
• ECG
• Respuesta de la LH a la GnRH.
Tratamiento de la anorexia:
El principal problema es lograr que el enfermo reconozca que tiene un problema. Esto provoca que la mayoría de los enfermos entren a programas de tratamiento cuando la afección está avanzada.
La primera medida que se adopta es la restauración del peso corporal normal, y de los hábitos alimentarios. Puede requerirse de hospitalización, sobre todo si la persona ha perdido mucho peso.
Luego se tratan los aspectos psicológicos, que incluyen terapia conductual estructurada, psicoterapia, terapia con fármacos antidepresivos.
Complicaciones de la anorexia:
Las complicaciones pueden ser graves, conducen generalmente a la hospitalización, y pueden desembocar en la muerte.
• Deshidratación severa, que conduce al shock.
• Problemas cardíacos por desequilibrio de electrolitos como la insuficiencia de potasio. • Desnutrición grave.
• Deficiencia glandular
• Edema o distensión
• Disminución de glóbulos blancos, que aumenta la propensión a las infecciones.
• Convulsiones relativas a la perdida de líquidos (por diarrea o vómitos excesivos).
Prevención de la anorexia:
Fomentar los hábitos alimentarios saludables.
Alentar actitudes sanas y realistas frente al peso corporal y la dieta. Reforzamiento de la autoestima.

 

Borderline

Conocido como Borderline, el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP), aparece en el Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales publicado por la Asociación americana de Psiquiatría recién en 1980.

 

Características:

Se caracteriza por la inestabilidad emocional, la ira, el fracaso. La persona sufre de una urgente necesidad de amor, aunque no logra sentirse amada a causa de su desconfianza, y esto conforma un círculo vicioso del que no puede escapar.
Aqueja a personas que por alguna razón sufrieron interferencias en su desarrollo infantil, no han podido evolucionar, y se sienten inseguras de sí mismas y del mundo que las rodea.
Es una enfermedad frecuente en la sociedad actual, aunque sea reconocido como tal, solamente en los casos más graves. La persona se siente agobiada por emociones contrapuestas, siente desconfianza de todo, un gran vacío, es agresivo, no sabe amar ni sentirse amado y entonces experimenta una enorme soledad, es autodestructivo, no se adapta socialmente, etc.
El TLP es una defensa psicológica contra dos problemas: la falta de amor y seguridad emocional durante la infancia; y la hostilidad, individualismo, y desconfianza, vigentes en la sociedad actual.

Los adolescentes son los más expuestos a este trastorno, y las consecuencias aparejadas son la violencia, fracaso escolar, adicciones, delincuencia, bulimia y anorexia, autolesiones, abandono del hogar, etc.
Diagnóstico:
Los test psicológicos muestran una exactitud de apenas 85 a 89%. Ante un paciente con múltiples síntomas, por lo general, fatiga, jaquecas, estrés, depresión, etc. el psicólogo toma precauciones para determinar si puede tratarse de un TLP. Si se comprueba que experimenta más de cinco de los síntomas que aparecen descritos en el Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales. En dicho caso, el psicólogo comienza un tratamiento, que puede incluir fluoxetina (Prozac), con una posterior evaluación, una semana más tarde.
Tratamiento:
Medicamentos : El Prozac (fluoxetina), provoca un aumento en la serotonina, que elimina los cambios de carácter. Los neurolépticos ayudan en momentos de estrés y de disforia. Pueden ser: Haldol, Mellaril, etc. El Tegretol (carbamacepina), reduce los episodios de descontrol de la conducta. Muchos borderline tienen síntomas de tiroidismo, presentan niveles por debajo de la media en los exámenes sanguíneos.
Alrededor del 20% de los borderline muestran deficiencia de vitamina B12, mostrando síntomas de fatiga, rigidez en las extremidades inferiores y disestesia.
Terapia:
La terapia psicodinámica intenta mejorar la autoestima del paciente, liberar sus rencores ocultos, orientar positivamente su narcisismo, fomentar la confianza en los demás. Los TLP denotan una inmadurez emocional ocasionada por carencias afectivas, que los hacen infelices y también a los demás.
Este trastorno puede aliviarse ayudando al paciente a confiar en sí mismo y en los demás, valorarse y quererse, concretar sus sueños pendientes. Para ello es necesario un terapeuta paciente y comprensivo, que de algún modo, retome la crianza del niño desdichado que hay dentro del paciente.
El tratamiento es largo, debe subsanar sentimientos subyacentes en lo más profundo de la persona, como son: el miedo, el desamor, la rabia, la culpa. Este proceso se ve obstaculizado por la natural desconfianza del paciente, y su miedo a dejar de ser él mismo.
El paciente borderline debe mantenerse libre de situaciones de estrés. Ayudan también el ejercicio físico y las técnicas de relajación. El TLP no puede eliminarse completamente, sería como intentar remodelar totalmente la estructura de un edificio sin demolerlo previamente. Pero sí pueden lograrse mejoras importantes, que permitan al sujeto vivir de un modo más pleno


Bulimia

Es una enfermedad nerviosa caracterizada por comilonas o episodios recurrentes de ingestión desproporcionada de alimentos, y que conlleva el sentimiento de pérdida de control y culpabilidad, tras lo cual la persona intentará de distintas maneras de deshacerse de la comida, ya sea vomitando, ingiriendo laxantes, diuréticos, enemas, u otros, para evitar el aumento de peso.

Es muy frecuente que la persona bulímica sufra alternadamente de anorexia nerviosa, un trastorno alimentario que implica la pérdida crónica de peso y que degenera en inanición.
El tipo de alimentos que se consume durante las comilonas, suele consistir en dulces y alimentos de alto contenido calórico. Los atracones se realizan a escondidas, o disimuladamente, debido a la vergüenza que experimentan estos enfermos por su conducta. En general, los episodios son planeados con anterioridad, y su característica es la rapidez con que se ingieren los alimentos.


Grupos de riesgo:

Principalmente son mujeres de raza blanca y clase media o alta, en países industrializados como Estados Unidos, España, Canadá, Australia, Japón, Nueva Zelanda, Sudáfrica, y algunos países de América Latina.

Generalmente se inicia en la adolescencia o al principio de la vida adulta. Los atracones suelen darse durante un período de régimen dietético, inmediatamente después del mismo.
Tipos de bulimia:
Se clasifican según el tipo de purga que se emplea para evitar la ganancia de peso:

• Tipo purgativo: cuando se emplea el vómito, diuréticos, enemas, laxantes, etc. para evitar la ganancia de peso.
• Tipo no purgativo: cuando las conductas compensatorias consisten en ejercicio físico intenso, o no hacer nada, o mantener ayunos prolongados.
Causas :
No se conoce exactamente la causa de la bulimia, pero hay factores que favorecen su desarrollo, como los
problemas familiares, comportamientos compulsivos de perfeccionismo, excesiva preocupación por la apariencia física, escasez de amistades. Puede estar asociada a la depresión, al sentimiento de rechazo social, y ocurre más frecuentemente en mujeres adolescentes.
Muchas veces quien padece esta enfermedad está consciente del grave daño que inflinge a su salud. Son personas que se sienten fuera de esta sociedad que exige seres hermosos y delgados. Los bulímicos tienen baja autoestima, y asocian el triunfo al aspecto físico.
Efectos sobre el organismo:

• Aspiración: es el paso de contenido gástrico a los bronquios.
• Rotura gástrica o de esófago.
• Neumomediastino , es la entrada de aire al interior de la cavidad toráxico.
• Hipopotasemia: bajos niveles de potasio en sangre.
• Arritmia cardíaca.
• Ansiedad o compulsión por comer.
• Vómitos.
• Abuso de laxantes, diuréticos.
• Adopción de multitud de dietas.
• Deshidratación.
• Alteraciones mensturales, amenorrea.
• Cambios bruscos de peso.
• Aumento en la aparición de caries dentales, y pérdida del esmalte dental

síndrome de peter pan

El término síndrome de Peter Pan se emplea para designar un trastorno de la personalidad, y aparece por primera vez en el libro “The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up” (1983), del Dr. Dan Kiley. Este síndrome no se encuentra aceptado en el DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales).
Dicho síndrome se caracteriza por la presencia de ciertos aspectos de inmadurez, social y psicológica, acompañados por disfunciones sexuales. Es aplicado a pacientes de sexo masculino, que presentan una personalidad narcisista e inmadura. Mientras el sujeto crece, su percepción interna del yo, permanece en la infancia.

Según Kiley, quien presenta dicho síndrome, posee rasgos de rebeldía, cólera, irresponsabilidad, narcisismo, dependencia, y no aceptación del envejecimiento, manipulación, y creencia de trascender las normas y leyes. No poseen capacidad de empatía y no se abren al mundo de los adultos.
La sintomatología de este síndrome ha estado presente en la psicología, en toda caracterización neurótica, lo que Kiley hace, no es más que asignarle un nombre.
Freud hace referencia a la fijación, aludiendo al estancamiento en el desarrollo de la personalidad, que se verifica en individuos que padecen esta sintomatología. Por lo que no existía una categorización hasta la designación de Kiley.

Pero el síndrome de Peter Pan, no constituye una psicosis, es un trastorno neurótico, o caracterológico. El propio Kiley reconoce las dificultades para corregir estas conductas

Tratamiento del síndrome de Peter Pan:

Los tratamientos empleados para el síndrome de Peter Pan, son los correspondientese a toda neurosis estructurada, pero es difícil de concretar, puesto que el sujeto que experimenta este trastorno, no acepta su infantilismo y se niega a modificar sus conductas. No existe el deseo de abandonar el mundo de la infancia, ni una conciencia del fracaso en la aproximación al mundo adulto. Se presenta una dificultad de aceptar las normas y la necesidad de tomar responsabilidades, o forjar vínculos maduros con los demás.
Síntomas del síndrome de Peter Pan:
Suelen presentarse crisis depresivas, angustia, ansiedad. El paso de los años no parece ser advertido por el sujeto, pero su protección desaparece momentáneamente en ciertas circunstancias, provocando un sentimiento de vacío. Existe una nostalgia por la etapa infantil , lo que afecta la autoestima.
uede presentarse conjuntamente con patologías psiquiátricas específicas como las paranoides, neurosis, obsesiones, histeria. El tratamiento debe ser doble, psicopatológico y de carácter.

Definición de qué es neurosis

Primitivamente se interpretó que el significado de qué es neurosis, determinaba aquellas enfermedades originadas en algún problema neurológico, pero actualmente designa a enfermedades de origen psicológico, psicosocial o emocional.
Los principales síntomas son la ansiedad y la angustia, que llevan a una desadaptación en el comportamiento. No hay pérdida del contacto con la realidad, como en la psicosis.

Dentro de la neurosis, se distinguen varios trastornos:

• Ansiedad generalizada, caracterizada por un constante sentimiento de aprensión y displacer, que implica una sobre-reacción al estrés cotidiano, que no produciría conflictos en una persona común. La sintomatología incluye insomnio, mareos, sudoración repentina, palpitaciones, temblores. Detrás de estos síntomas, hay un miedo real, originado en el inconsciente.

• Crisis de angustia. Caracterizada por ataques de pánico, palpitaciones, sudoración copiosa, respiración entrecortada, desmayos, temblores musculares, náuseas. Es acompañada por una sensación de muerte inminente. Para Freud, la angustia aparece en el momento del nacimiento.

• Fobias. Se trata de miedos desmedidos frente a estímulos o situaciones cotidianas, no peligrosas. Para que se considere fobia, el miedo debe ser tan intenso como para interferir en la vida del individuo. Las reacciones son variables con los individuos, desde un simple disgusto hasta el pánico. Por lo general, quien sufre de fobias, tiene conciencia de su trastorno, pero no puede hacer nada para dominarlo.
• Trastorno obsesivo-compulsivo. Es intermedio de la neurosis y la psicosis, y por lo general aparece durante la adolescencia. La conciencia de la persona se ve invadida por impulsos y pensamientos desagradables, que lo obligan a realizar rituales (compulsiones), para poder calmar la ansiedad.
Puede tener causas físicas, genéticas o psicológicas, también contribuye el entorno social. Los síntomas incluyen, dar vuelta a pensamientos sin importancia, temor a las infecciones o microbios, etc.
• Trastorno de angustia por separación. Es característico de la infancia, implica un temor irracional a la separación de los padres. En general, los pacientes con agorafobia, han sufrido de pequeños este trastorno.
• Trastorno por estrés postraumático. Es frecuente luego de situaciones de desastre (accidente aéreo, catástrofes naturales). La sintomatología incluye el revivir los sucesos traumáticos, trastornos del sueño, pesadillas, insomnio, ansiedad, distanciamiento del entorno normal, pérdida del interés en las actividades de la vida anterior al desastre.
• Personalidad múltiple. Es un trastorno donde más de una personalidad, coexisten en un mismo individuo. Es una afección muy poco frecuente.
Tratamiento de qué es neurosis:
En general se emplea el psicoanálisis para el tratamiento de qué es neurosis, y la psicoterapia y modificación de conducta. Con el psicoanálisis se estudian los procesos mentales inconscientes.
La psicoterapia es un tratamiento de sugestión o persuasión. La modificación de conducta se utiliza para las fobias y trastornos obsesivo-compulsivos. en estos tratamientos, la medicación es un simple medio complementario, para reducir la ansiedad.

Demencia semántica

Es un cuadro caracterizado por una pérdida progresiva del lenguaje, afecta la capacidad de nombrar los objetos. No se concreta la representación mental de los objetos. No se puede relacionar los conceptos con otros hechos.

 
El nombre proviene de que las nociones perdidas, están almacenadas en la memoria semántica, y por tanto se denomina Demencia semántica.
Esta afección está originada en la atrofia cortical focalizada en lóbulos frontales y/o temporales.
Los pacientes conocen su discapacidad, pero no sufren por su falta de comprensión
Características de la demencia semántica:
Presenta una profunda alteración del significado de las palabras, tanto para nombrar como para comprenderlas. En los comienzos, el lenguaje del paciente se presenta abundante, aunque desordenado y prolijo, con circunloquios y paráfrasis semánticas, de contenido pobre y en ocasiones repetitivo.
No hay trastornos de articulación en el lenguaje.

Progresivamente aparece una pérdida llamativa del vocabulario, tanto receptivo como expresivo, con afectación fundamentalmente en los nombres. Los pacientes tienen dificultades para recordar nombres de lugares, personas, cosas. Hay conservación parcial de sintaxis y fonología. Hay un deterioro en la denominación, con errores semánticos y carecen de ayuda con el gesto oral o semántico.
Puede ocurrir la lectura en voz alta, dependiendo de la complejidad del texto.
Puede haber casos de alteraciones como dislexia o alexia pura.
Se deteriora la escritura de palabras simples al dictado, de manera paralela a la lectura.
Evolución de la demencia semántica:
En los primero estadios de la enfermedad, se da un empobrecimiento del conocimiento semántico, una relativa preservación de la memoria autobiográfica y de la memoria episódica.
Hay un grupo de pacientes con Demencia semántica que desarrollan talentos artísticos en el contexto de su síndrome demencial, lo cual respondería a la preservación de habilidades visuespaciales asociadas a la integridad del hemisferio derecho.
En las fases iniciales, el paciente es consciente del déficit y se muestra contrariado. Al avanzar la enfermedad, sufren trastornos severos de comportamiento, pudiendo observarse la presencia del síndrome de Kluver Bucy ( tendencia a llevarse toda clase de objetos a la boca, disminución de la capacidad de concentración, apatía, e inhibición sexual).

Duelo y la melancolía según freud

En su estudio de 1917, Freud compara la naturaleza de la melancolía con la del duelo, tomado el segundo como un afecto normal.
La melancolía aparece con múltiples formas clínicas, algunas de las cuales parecen somáticas más que psicógenas.
Hecha esta precisión en su nota introductoria, Freud aclara que no pretende emitir juicios universales respecto a este tema.

En general, el duelo es la reacción frente a la pérdida de un ser amado, o de una figura que ocupes ese sitial (la patria, la libertad, un ideal, etc.). en algunas personas se observa melancolía en lugar de duelo, lo cual hace suponer a Freud de una disposición enfermiza.
La melancolía se identifica con una cancelación del interés por el mundo exterior, la desazón muy dolida, la pérdida de la capacidad de amar, inhibición de la productividad, y unas autodegradación. Estos rasgos son comunes con el duelo, excepto en la autodegradación.
En el duelo, esta reacción paralizante no es considerada patológica porque puede explicarse, tiene un origen, y además, tarde o temprano, es superado.

El trabajo que opera el duelo, puede explicarse del siguiente modo: el objeto amado ya no está, y según el autor, debe quitar la libido de sus lazos con el objeto, a lo cual se opondrá, y puede llegar a un extrañamiento de la realidad, y a una retención del objeto por una psicosis alucinatoria. Lo normal es que esto no ocurra, pero la normalización demora, pero una vez concluido el duelo, se retorna a la normalidad.
 

Aplicado a la melancolía, también puede ser reacción frente a una pérdida de objeto amado. En ocasiones, cuando el objeto perdió su protagonismo, o sea ya no es objeto de amor (ejemplo: novia abandonada). Podríamos decir que en la melancolía, la pérdida proviene del subconsciente. Mientras que en el duelo, no hay nada inconsciente.
En el duelo, la inhibición y falta de interés se solucionan por el trabajo de duelo, luego del cual se reinstaura el yo. Pero en la melancolía, hay un trabajo interior similar, y que es el causante de la inhibición característica. La melancolía va acompañada del empobrecimiento del yo. En el duelo, el mundo se ha vuelto pobre y vacío, pero en la melancolía, es el yo el que se convirtió.
Este delirio de insignificancia se complementa con insomnio, rechazo del alimento y desfallecimiento de la pulsión de vida.
Es estudiando los autorreproches como reproches contra el objeto de amor, que han rebotado sobre el yo, en ausencia del otro.
Se infiere entonces que la disposición a contraer melancolía, es causada por un predominio de la elección de objeto de tipo narcisista. Esta inferencia no pudo ser confirmada en el estudio.
Se observa entonces que la melancolía pide prestados una parte de sus caracteres al duelo, y la otra a la elección narcisista. La transferencia de la insatisfacción provocada por el objeto amado, hacia el objeto sustituto (que es el yo), se manifiesta en forma de odio, insulto.
degradación, provocarle sufrimiento, que despierta placer. Ese automartirio es un instrumento de venganza contra el objeto originario de la perturbación afectiva. Es así que ponerse enfermo es la meta.
Este sadismo estaría presente en la inclinación al suicidio. De este modo, este impulso, no sería más que el reflejo del deseo de matar a otro. Entonces en las situaciones de enamoramiento extremo y de suicidio, el yo, es sojuzgado por el objeto
.

Esquizofrenia

La esquizofrenia, es una enfermedad mental, que impide que los afectados logren distinguir correctamente entre la realidad y la imaginación, y una disminución de la capacidad de reflexión. Presentan dificultades para llevar un comportamiento socialmente adecuado, y no responden de manera normal a las situaciones.
Esta enfermedad afecta a un gran número de personas en el mundo, con un 0.7- 0.9% en las civilizaciones occidentales, pero puede duplicarse en sociedades menos desarrolladas.
La edad de aparición es diferente para hombres y mujeres. Para hombres es al final de la pubertad (18-25 años). mientras que para las mujeres se inicia más tarde, entre los 23-35 años.

 

Características de la esquizofrenia:

La enfermedad no tiene claros sus orígenes, hay factores genéticos incidiendo, y también ambientales. Los factores genéticos tienen gran peso, los familiares de primer grado, tienen un alto porcentaje de probabilidades de padecer la enfermedad.
Los gemelos homocigóticos de un enfermo, tienen un 50% de probabilidades de enfermar. Los hijos de dos esquizofrénicos, tienen un 40% de probabilidades, pero si sólo uno de los progenitores padece la enfermedad, la probabilidad se reduce al 10%.
La explicación biológica más aceptada, es la hiperfunción de dopaminas. La administración de anfetaminas, incrementa la actividad dopaminérgica, que presenta una sintomatología parecida a la de la esquizofrenia paranoide. También influyen factores ambientales y psicosociales.

   

Tipos de esquizofrenia:

Los tipos de esquizofrenia se dividen según los síntomas que presenten, y a su vez, los síntomas se dividen en positivos y negativos. Son síntomas positivos, se desarrollan con la enfermedad y comprenden las disfunciones psicopatológicas que no existían previo a la enfermedad, son principalmente alucinaciones y delirios. Los negativos, son los que tienden a aislar al paciente de la sociedad. Como ser la pérdida de habilidades sociales, la falta de interés, incapacidad de experimentar emociones y placer.
 
En la esquizofrenia paranoide aparecen frecuentemente, ideas delirantes, o alucinaciones, delirios de grandeza o manías persecutorias. En general aparece en pacientes de edad mayor. Estos pacientes pueden resultar agresivos u hostiles. Pero son capaces de un comportamiento social adecuado en determinadas circunstancias.
La esquizofrenia desorganizada, presenta una regresión del comportamiento del individuo a una etapa primitiva, desinhibida y ausencia de síntomas paranoides. La enfermedad se desarrolla a una edad muy temprana, y se caracteriza por pobre percepción de la realidad. El paciente presenta apariencia y comportamiento infantil.
La esquizofrenia catatónica, se caracteriza por las alteraciones motoras y el estupor, incluyendo, rigidez, excitación, actitudes extravagantes. Pueden presentarse períodos alternados de estupor con agitación motriz.
La esquizofrenia indiferenciada, si bien su sintomatología es similar a la de otros tipos de esquizofrenia, pero no se inscribe claramente en ninguno de los tipos.

Fármaco dependientes

Las adicciones son cada vez más comunes independientemente de las personas y sus estratos y situaciones sociales. La adicción hacia los medicamentos son cada vez más comunes, sobre todo vinculado al stress y a las situaciones de angustia que se desencadenan por el tipo de vida que se lleva en las sociedades modernas.
El acceso a los remedios es cada vez más simple y están al alcance de cualquier persona, ya sea con recetas o de venta libre para curar enfermedades medianamente simples, que en definitiva no hacen más que prolongarlas y crear nuevas enfermedades.

 En varios países de “primer mundo” como en Alemania, la fármaco dependientes supera en número a otro tipo de acciones como la marihuana, la cocaína y otro tipo de sustancias ilegales.
Cada vez son más las personas que consumen a diario algún tipo de fármaco y esta enfermedad tiene un alto contenido psicológico pero también un factor físico, provocado por las sustancias adictivas que poseen y la sensación de placer temporal que provocan.
El problema de la adicción comienza una vez que se termina el consumo por prescripción médica y el paciente se auto-medica y continúa consumiendo por períodos de tiempo más prolongados de lo que se debe, aumentando su peligrosidad.
Entre los medicamentos más comunes que ocasionan una dependencia física o psicológica se encuentran aquellos que se utilizan para curar enfermedades sencillas y los que poseen barbitúricos y anfetaminas.

 

- Los analgésicos para controlar el dolor.
- Vomitivos y diarreicos.
- Antidepresivos o tranquilizantes.
- Medicamentos contra el insomnio.
- Relajantes musculares.
- Para pérdida y control de peso.
Consecuencias y tratamientos de los fármaco dependientes
Esta adicción de los fármaco dependientes es de características similares a las que se ocasionan por consumo de otro tipo de sustancias, por lo que se deben frenar a tiempo para evitar daños mayores.
Sus tratamientos deben ser controlados por especialistas para saber afrontar de la mejor manera los períodos de abstinencia, que es una etapa crítica que si no se trata del modo adecuado puede tener efectos peores aún que las adicciones.
No hay un tratamiento único para salir de una situación de adicción por lo que cada caso debe ser analizado para escoger los caminos adecuados.
A lo primero que se debe apuntar es a la desintoxicación del paciente, teniendo en cuenta las complicaciones físicas, psicológicas y sociales.
Hay que evitar las posibles recaídas y hacer un plan de rehabilitación a largo plazo

Hipocondría

La hipocondría es un trastorno somatomorfo, que se traduce en una preocupación exagerada por la salud, con el convencimiento de que se padece una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de síntomas somáticos, que no desaparece cuando las explicaciones médicas y las exploraciones no hallan causas fisiológicas.
La hipocondría provoca un deterioro social, laboral y de otras áreas de la actividad del individuo. Esta definición no se aplica en caso de delirio, tampoco es un estado de simulación, sino que el paciente presenta una preocupación real.
En la psicología clásica, la hipocondría es considerada como un trastorno prolongado resultante de estados de ansiedad o depresión. La ansiedad y miedo provocan una respuesta en el cuerpo, que provoca sensaciones atribuibles a la situación temida, entonces son percibidos como enfermedad, lo cual intensifica la sensación que provocan.
Actualmente, el bombardeo informativo y mayor nivel cultural, la preocupación exagerada por el cuerpo, resultan factores estimulantes de la actitud hipocondríaca. Todos estos factores, junto con la idea social de que las enfermedades conllevan dolor físico y aislamiento, favorece la aparición de la hipocondría. La hipocondría conduce a la depresión, porque no se consigue un diagnóstico que mitigue los miedos.
Tratamiento de la hipocondría:
El tratamiento de la hipocondría busca el reaprendizaje del paciente, y la separación del mismo de todo lo que recuerda sus enfermedades, se busca que el paciente acepte sus miedos sin luchar contra ellos.
En terapia de hipocondría es común trabajar con técnicas de manejo de la ansiedad, que permitan reinterpretar las sensaciones corporales, y estimular las que son agradables o neutras, para que el cuerpo no sea una fuente de dolor, desensibilizando ante la enfermedad y ubicando al miedo en un área razonable. Esta terapia se complementa con otros aspectos de la vida cotidiana, para poder enfrentar con éxito, problemas que podrían degenerar en nuevas conductas hipocondríacas.
En algunos casos, el tratamiento con psicofármacos es favorable, preferentemente a principios del tratamiento.

Síndrome de déficit atencional

Existen tres grandes tipos de Síndrome de Déficit Atencional e Hiperactividad (SDAH): el tipo inatento, el tipo hiperactivo/impulsivo, y el tipo combinado (hay discusiones sobre la compatibilidad del tipo inatento y el hiperactivo).
Este desorden aparece con mayor frecuencia en los niños que en las niñas, en una proporción de 3 a 1. Aunque en la variedad inatenta, predominan las niñas, y en los otros dos, los niños.
El SDAH, suele presentar comorbilidad (coexistencia en un mismo individuo de un trastorno inducido por el consumo de una sustancia psicoactiva, y un trastorno psíquico) con otros desórdenes neuropsiquiátricos.
Entre el 50 y 70% de los pacientes diagnosticados con SDAH, presenta problemas de ajuste social y/o problemas psiquiátricos en la adolescencia y etapa de adultos jóvenes, mientras que un 20-30%, continúa sufriendo esta condición durante la etapa adulta.
La alta incidencia de esta enfermedad, la convierte en uno de los síndromes que más afectan el desempeño escolar. Es importante analizar entonces los factores de riesgo y las estrategias cognitivas de los afectados por SDAH.
Partes afectadas del síndrome de déficit atencional:
El sistema de inervación dopaminérgica originado en el mesencéfalo, se proyecta a diversas regiones del telencéfalo. Participa activando la motilidad animal en busca de un refuerzo positivo; la dopamina en el cuerpo estriado activa la vía directa estriado-talámica, que facilita la iniciación del movimiento; en el núcleo accumbens motiva una acción determinada; en la corteza prefrontal interviene en la toma de decisiones, inhibición de estímulos, memoria de trabajo, y planificación de estrategias. Por tanto debe observarse si los niños con SDAH presentan problemas en las funciones moderadas por la dopamina:
problemas de atención y organización conductual, impulsividad, hiperkinesia, y a veces, problemas de coordinación motora.
Características del síndrome de déficit atencional:
Se ha propuesto como causa del SDAH, una incapacidad para asociar una determinada conducta a sus consecuencias, lo que llevaría a dos problemas en el control de la conducta: alteración en los mecanismos de refuerzo del aprendizaje, y una dificultad en la anulación de conductas previamente reforzadas, lo cual explicaría la impulsividad y la inatención.
Otra interpretación es un déficit cortical en el control inhibitorio de los estímulos, lo cual explicaría la conducta impulsiva tanto como la deficiencia cognitiva.
La inhibición a respuestas hacia pensamientos interferentes o eventos externos, es deficiente, y ello causa disminución en la memoria de trabajo, en la elaboración de estrategias conductuales y en el control emocional. Esta segunda postura ha ganado adeptos, pero aún permanecen varias preguntas sobre cómo se usan y controlan los recursos atencionales en el SDAH, y acerca del posible papel de un déficit inhibitorio en la emergencia de este patrón de atención.
Uno de los síntomas más salientes es el déficit en la atención sostenida, lo cual se refleja electro-fisiológicamente en una disminución de la amplitud y latencia de los potenciales evocados, en pacientes no medicados, en relación a controles sanos.
Los estimulantes producen un efecto restaurador de esta condición.
Los pacientes con SDAH se desempeñan de manera normal o superior en tareas de atención dividida y de orientación espacial, lo cual ha llevado a algunos a creer que este síndrome en lugar de ser un déficit atencional general, es una distribución alternativa de recursos atencionales, caracterizado por un marco espacial más amplio y con menor constante de tiempo, que la que poseen los niños normales.
Otros autores señalan que podría tratarse de un sistema de atención más primitivo, en tanto los mecanismos de atención sostenida correspondería a un nivel evolutivo posterior.
La capacidad de atención periférica mientras se realiza una tarea central es mayor de lo normal. Y presentan un alto potencial tardío frente a los estímulos periféricos no atendidos, mientras que en los niños normales, está suprimido. Entonces en los niños con SDAH, no existe inhibición apropiada de los estímulos periféricos no atendidos, por lo cual entran en la memoria de trabajo, que en niños normales estaría ocupada en la tarea central.

 
fuente: http://www.apuntesdepsicologia.com

 
Menu
 
Principal - Congresos - Conferencias - Ciencias - Disciplinas - Profesionales - Instituciones - Libros - Noticias - InvestigacionesCursos - Turismo - Links
DiproRed
Difusión de Profesionales en Medicina Interdisciplinaria
Buenos Aires - Argentina
DiproRed@yahoo.com.ar